Monthly Archives: January 2017

Loading
loading..
photo-1474406988388-4d3ae9708643

LA CULPA EN LAS DISFUNCIONES SEXUALES

Existen innumerables prejuicios y creencias sobre el sexo que han determinado muchas conductas represivas y psicopatológicas y han ocasionado un gran sufrimiento debido a la manera disfuncional de abordar las relaciones. Es importante entender como fuimos introducidos a nuestro despertar sexual y que tipo de mensajes recibimos en nuestro entorno familiar cuando fuimos creciendo, la madurez sexual es un proceso y es vital conocer que factores fueron los que acompañaron nuestra evolución desde el principio para entender lo que somos ahora.

Si en el presente padecemos alguna disfunción sexual  es seguro que en menor o mayor grado estemos inmersos en un sentimiento de culpabilidad que solo hace que agravar más la situación en la que nos encontramos.

La culpa es lo primero que debemos trabajar cuando queremos superar una disfunción sexual, es inmovilizante y una pérdida de energía psíquica, es un sentimiento que no va a producir ningún cambio positivo por si mismo, esta sensación de fracaso nos mantiene en un estado permanente de ansiedad ante la interacción sexual, creando el terreno fértil para que se cronifique el trastorno que padecemos. El primer paso a dar para empezar a superar las disfunciones sexuales es erradicar por completo el sentido de culpa que nos atormenta, debemos trabajar en restaurar nuestra autoestima que ha sido mermada debido a los sentimientos de insuficiencia que padecemos.

Debemos buscar la ayuda terapéutica adecuada para empezar a implementar las técnicas y ejercicios que sean convenientes para nuestra disfunción particular. Movilizarnos para encontrar una solución nos devuelve de nuevo el poder para restaurar el goce en nuestra vida sexual, la culpa sin embargo es una emoción que bloquea e interfiere enormemente el proceso curativo. Focalizando nuestra intención en como superar el problema nos desvía de actitudes victimizadoras que lo único que aportan es mantenernos en un circulo recurrente sin salida

photo-1470251032709-fac9396d19bb

COMPULSIÓN A LA REPETICIÓN

Existen conflictos intrapsíquicos que provocan que una persona actúe cometiendo las mismas experiencias  desagradables una y otra vez, no importa lo antiguas que sean, el sujeto las vive como que han sido motivadas por su situación actual, se coloca en situaciones penosas sin ser consciente que éstas reproducen experiencias antiguas y que sigue igualmente indefenso ante ellas.

El trauma es la vía regia para acceder a la repetición, hay una tendencia restitutiva en esta compulsión que sería una función que intentaría restablecer la situación anterior al trauma y para ello la mente utiliza los fenómenos repetitivos en beneficio del Yo.

A partir de ciertos acontecimientos que no podemos vivenciar, los elementos inconscientes no podrán ser simbolizados y se iniciará un proceso de repetición, hay que vislumbrar que hay detrás de lo que pugna por salir que nos quiere decir, Freud habló de la neurosis de destino que vendría a ser un fracaso tras otro sin ninguna lógica aparente. La repetición aparece en distintos fenómenos clínicos: como en los síntomas obsesivos donde se ritualiza el lavado de manos repetidamente, los componentes que se reiteran son ciertas inhibiciones, tendencias inutilizables, rasgos de carácter patológicos.

La compulsión incontrolable está ligada al sufrimiento, ya sea de la propia persona como de los que le rodean, donde el fracaso de la represión como psicodinamismo defensivo es la causa principal de su expresión.

Los contenidos que han permanecido reprimidos o incomprendidos retornan una y otra vez en forma de síntomas o conductas inadecuadas, observándose una tendencia autodestructiva que insiste, no cesa. Solamente una terapia, enfocada a abordar las causas que producen los síntomas patológicos, puede tener la posibilidad de encontrar una vía para la curación, de aquello que persiste en expresarse pero no puede ser rememorado.

dmitry-ratushny-412448

EL INSIGHT

Desde una perspectiva psicoanalítica son la conciencia de los conflictos inconscientes y la adecuada comprensión de éstos las bases del autoconocimiento. El insight es un proceso dentro del tratamiento analítico por el cual el sujeto logra penetrar en la naturaleza del conflicto inconsciente, esta conexión produce una nueva visión, una nueva relación con los contenidos mentales que hasta entonces no habían sido inteligibles produciendo un cambio significativo en la experiencia.

Con el insight lograríamos una comprensión más sofisticada de nuestra realidad a la luz de un nuevo contexto, esto es fundamental para entender como opera este proceso en el tratamiento.

La transformación que tiene lugar es realmente un acto creativo, en el sentido de que cambia en mayor o menor grado lo existente hasta ese instante, produciéndose una verdadera modificación de la personalidad, el analista ayuda en este proceso al ofrecer al yo del paciente modelos de pensamiento integrador creándose nuevos aspectos en la reorganización psíquica. El insight logra desencadenar nuevas emociones al tener que lidiar con la angustia que aparece por la pérdida de las hipótesis explicativas, que laboriosamente habíamos construido a lo largo de nuestra vida, las cuales ayudaban a conformar las partes más  íntimas de nuestra identidad.

En esta fase de introspección podremos decir adiós a nuestra parte más disfuncional y para esto el yo debe ser capaz de una regresión controlada, de una capacidad de distanciamiento de sí mismo y autoobsevación, que finalmente nos ayudará a reintegrar el nuevo conocimiento adquirido sobre nosotros.

Como resultado de la reparación que se produce al pasar por todo este proceso, se consigue una autonomía de los objetos internos introyectados, además aporta entendimiento sobre los mecanismos de defensa primitivos que se ubican en los estratos mentales profundos. Durante el tratamiento puede aparecer cierta resistencia en la fase de toma de consciencia, debido a que la tensión puede aumentar y nuestras defensas psíquicas generen una oposición difícil de vencer por el torrente de emociones que se pueden desencadenar.

Pero es justamente esa inmersión en nuestros propios procesos mentales la que consigue que se pueda alumbrar nuestro entendimiento sobre ellos, finalmente configurados de diferente manera en un nuevo nivel integrativo. El insight es un proceso y al mismo tiempo la meta del tratamiento, debemos entenderlo así para que lo abracemos con reconocimiento y convoquemos su aparición para conseguir el verdadero cambio que estamos deseando.

photo-1477230479431-25c127e79c88

COMO TRATAR LA ANSIEDAD

La ansiedad es una señal de alarma del organismo y es la responsable de la producción de síntomas en nuestro cuerpo, frente a una situación de peligro que puede ser procedente del exterior pero modificada por nuestras fantasías o bien procedente de nuestra parte psíquica más instintiva e inconsciente,  se produce esta sensación a la que llamamos ansiedad.

Esta ansiedad interna se presenta por un miedo difuso que empezamos a sentir sobre algo que desconocemos y se convierte en angustia cuando empieza a provocar síntomas psicosomáticos y este miedo se trasformará en fobia al focalizarlo sobre algo concreto.

Las fobias se mantienen porque las reforzamos negativamente, es decir nos escapamos de la situación temida haciendo que los mismos mecanismos de evitación nos aten mas a ellas. Los síntomas psicosomáticos que se producen por la angustia que percibimos, son los que nos encadenan a este trastorno de ansiedad, al evaluar catastróficamente estas sensaciones internas que inundan nuestro cuerpo que se llaman interoceptivas, entramos en un circulo patológico, al instaurarse una reacción de pánico incontrolable por dichas percepciones que es difícil de romper sin el tratamiento adecuado.

La técnica de  reestructuración cognitiva focalizada ayuda a reinterpretar las sensaciones internas correctamente y la exposición o desensibilización ayuda a que la persona se exponga al estímulo temido sin que se den las conductas típicas de evitación , lucha o huida. Cuando se aplica este procedimiento de forma sistemática se produce la habituación junto con la extinción de las conductas de evitación, entonces la ansiedad disminuye y ya se pueden afrontar las situaciones con tranquilidad.

Como en todo proceso de habituación es imprescindible que los sucesos se repitan durante mucho tiempo, hay que exponerse a las circunstancias temidas sin huir, esto se logra a través de un mecanismo de aprendizaje

Después de esta primera fase de tratamiento donde la ansiedad disminuye hasta llegar a desaparecer, es recomendable seguir en terapia, debido a que la eliminación de los  síntomas es insuficiente para que se produzca el cambio profundo que se necesita para solucionar nuestros conflictos intrapsíquicos.  Estas pugnas internas son el origen, mayoritariamente a un nivel inconsciente y automático, de la ansiedad que sentimos golpeando nuestro sistema, como aviso de que hay algo que debemos revisar y modificar en nosotros,  para poder enfrentar con éxito los desafíos continuos que se producen en nuestras vidas.

2mcwkcplzko-rowan-chestnut

LA MANIOBRA DEL PUENTE

La maniobra del puente es una técnica específica utilizada en sexoterapia para facilitar el orgasmo femenino durante el coito, la frigidez coital no es algo patológico, el promedio de las mujeres necesita estimulación directa y constante en el clítoris para alcanzar el orgasmo.

El reflejo del orgasmo en la mujer se manifiesta en las contracciones de los músculos que rodean a la vagina, sin embargo este reflejo se pone en marcha al estimular la zona del clítoris.

Los movimientos del pene en la vagina generan estimulación indirecta en el clítoris y suelen ser insuficientes para generar el reflejo del orgasmo. La maniobra del puente consiste en estimular el clítoris durante el coito, solo hasta el momento inmediatamente anterior al orgasmo y luego permitir que solo los movimientos del pene en la vagina pongan en funcionamiento el reflejo del orgasmo.

Al repetir esta técnica en cada relación sexual se va creando progresivamente un puente entre el estímulo del clítoris y el coito, practicar esta técnica produce resultados debido a que aprendemos una nueva respuesta sexual y esto es posible porque el reflejo del orgasmo se encuentra bajo el control de la voluntad. Al practicar esta técnica, al principio se puede inhibir la respuesta orgásmica en el momento de interrumpir la estimulación del clítoris, esto es normal debido a que estamos comenzando a crear una asociación entre la estimulación del clítoris y el coito.

Conjuntamente con esta técnica es recomendable seguir un tratamiento psicoterapéutico para reducir los niveles de ansiedad que son la causa primaria para la mayoría de las disfunciones sexuales o problemas de anorgasmia en la mujer. La reestructuración cognitiva es de vital importancia para erradicar los esquemas y creencias disfuncionales que albergamos sobre el sexo, las actitudes negativas deben transformarse para poder experimentar una conducta sexual espontánea y libre.

photo-1478719050108-41b67a7bc956

CONDUCTA SUICIDA

Para entender la conducta suicida debemos ampliar nuestra perspectiva y no contemplar el suicidio solo desde la problemática personal sino que su sentido se construye en el orden cultural y simbólico en el que está inmerso. Lo vemos plasmado en el destierro que era un acompañamiento tradicional de la vergüenza, en las sociedades primitivas el destierro equivalía a la muerte siendo la base del rechazo y el fracaso. Cuando nuestro Yo se encuentra en peligro y se siente abandonado por los poderes de los que depende como los vínculos afectivos se deja morir, es la misma situación que se produce ante la separación de la madre protectora, resurge el sufrimiento narcisista por el derrumbe de la ilusión de omnipotencia.

Existe un estado que es la melancolía donde se produce una pérdida del propio Yo, es un estado parecido al duelo, donde se vive un profundo dolor con la desaparición del interés por el mundo exterior, disminución del amor propio y perturbación de la autoestima.

Es el sadismo vuelto contra uno mismo lo que nos permite entender la tendencia al suicidio que caracteriza a la melancolía. En la depresión severa la desesperación produce que la voluntad de vivir se pierda, pero en lo mas profundo incluso el acto de suicidio no es posible debido a la falta de energía, paradójicamente cuando la persona sale de la apatía grave de la depresión y gana más ánimo, es capaz de suicidarse, donde la fase de depresión agitada surge y con ella la energía suficiente para quitarse la vida existe.

La pérdida de la esperanza y la voluntad de vivir junto con la depresión severa que le acompaña con frecuencia se produce en personas solitarias o aisladas, también pueden ser ancianas o personas que han pasado por un agotamiento psicológico intenso como un divorcio, un desastre financiero, la pérdida de un ser querido o el proceso de duelo.

La muerte para estas personas puede ser vista como una atracción, identificándola con el fin del sufrimiento, debemos ver el suicidio como un acto de desesperación donde se ha perdido totalmente la esperanza, sin perspectiva no hay recorrido posible.

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background