Monthly Archives: May 2017

Loading
loading..
tom-pumford-254867

LOS CELOS QUE ENFERMAN

Sentir celos es una respuesta emocional universal, su génesis la encontramos en los primeros años de vida, al dejar atrás nuestra relación dual con la madre aparece un tercero en escena que puede ser encarnado por el padre o persona similar, en esta etapa la finalidad es recuperar el objeto de amor perdido y excluir al que nosotros sentimos como rival, instaurándose un triangulo afectivo donde ese tercero estará siempre presente ya sea a nivel consciente como inconsciente. Desde el enfoque analítico se contemplan diferentes grados de celotípia, los celos que se consideran “ normales” serían un cierto temor por perder el objeto amado o la hostilidad hacia los posibles rivales, éstos sentimientos pueden exacerbarse debido a los celos que se tuvieron de pequeños hacia los padres, como puede ser en la etapa edípica, o hacia los hermanos.

Dentro de los celos patológicos se encuadran los celos proyectados que provienen de la propia infidelidad practicada o fantaseada, donde se produce un desplazamiento de los propios deseos de infidelidad, así el sujeto consigue tranquilizar su consciencia.

El perfil psicológico de la persona que sufre por celos estaría asociado con una baja autoestima e inseguridad, necesidades altas de estimación y aprobación externas, demanda de ser amado incondicionalmente y exclusivamente es egoísta y desconfía con frecuencia. Existe otro nivel de celotipia que es delirante, donde los deseos de infidelidad son reprimidos e inconscientes, los objetos de tales fantasías son del mismo sexo.

Hay que puntualizar que en los trastornos paranoides de la personalidad y en el trastorno delirante paranoide lo importante en estos padecimientos no son los celos en sí, sino el delirio de engaño que existe detrás del mismo, piensan que los demás siempre les están intentando engañar o perjudicar de algún modo, no creen en la lealtad de los otros, no confían en nadie. Viven en un mundo amenazante siempre están tensos y su afectividad es fría. Para superar los celos patológicos es necesaria la ayuda psicológica, la terapia analítica analiza el contenido que el paciente trasfiere al terapeuta para conseguir clarificar que desea y teme la persona en su inconsciente, esto nos dará la clave para entenderlo y curarlo.

photo-1475868530036-7e1f42b9c91c

LOS ORÍGENES DE LA PSICOPATÍA

La psicopatía es un trastorno de la personalidad que produce una conducta normalmente agresiva e irresponsable, los valores morales, éticos y espirituales están ausentes por lo tanto no existe el sentimiento de culpa. Son mentirosos patológicos, manipuladores y carecen de emocionalidad. La delincuencia que produce este tipo de personalidad tiene su inicio en la infancia, caracterizada por la incapacidad para demorar la gratificación, la falta de capacidad para prever o temer las consecuencias, la ausencia de empatía por los demás y un núcleo narcisista egocéntrico. Este trastorno de la conducta con tendencias psicopáticas y sociopáticas se puede diagnosticar muy tempranamente en la infancia donde vemos comportamientos de crueldad hacia los animales, enuresis tardía y piromanía.

En recientes investigaciones se ha podido determinar que la corteza cerebral de los niños que crecen en un entorno desfavorecido presenta una superficie menor en ciertas regiones y podría estar relacionado con el estrés crónico y la falta de interacción con los padres.

Como podría parecer, los psicópatas no tienen problemas con la autoestima, al contrario tienen un sentido exagerado, inflado, grandioso y egoísta de su propia importancia. Sienten atracción hacia la emoción, el peligro, la excitación y la negación de la realidad que es vista como obstructiva a la omnipotencia infantil interior. Cuando la psicopatía se limita principalmente a la sexualidad, los pedófilos se infiltran en organizaciones religiosas de jóvenes hacia los que se sienten atraídos por la disponibilidad al ser víctimas.

Es importante hacer un verdadero diagnóstico del sociópata o criminal ya que la personalidad normal es reinsertable a la sociedad pero los intentos terapéuticos no son usualmente efectivos si la personalidad subyacente es sociópata, el tiempo en la cárcel no es aterrador o ejemplarizante para ellos,  más bien sirve para refinar su astucia. Aunque los psicópatas son responsables de sus actos, son también víctimas de su propia condición disfuncional por naturaleza, poseen una estructura mental anormal y diferente del resto de la sociedad, siendo totalmente incapaces de poder adaptar su conducta.

photo-1467051989526-23a939d703d8

LA AUTOIMAGEN

Para encontrar las raíces de la imagen que tenemos sobre nosotros mismos debemos remontarnos a nuestros primeros años de vida, nuestra individualidad nace al trascender la unión simbiótica materna. Los primeros vínculos con los que intercambiamos afectos fueron quienes moldearon nuestra autoimagen, en ellos nos vimos reflejados y conformaron nuestro autoconcepto, cada juicio, fuera bueno o malo, que emitieron las figuras parentales en nuestra tierna infancia, se convertiría en el componente básico con el que definiríamos quien creemos ser. Las opiniones de nuestros progenitores y las normas de la sociocultura donde crecimos formaron nuestra conciencia moral que está relacionada con la autoevaluación, la crítica y el reproche y será vital para la formación del sentimiento de autovalía o mérito personal.

Debido a que la autoestima se crea a través de un proceso de comparación, tenemos la tendencia innata de juzgarnos constantemente, donde el valor que sentimos que poseemos se basa más en los logros y méritos que hemos conseguido, en vez del valor intrínseco que tenemos como persona.

La verdadera autoestima tiene más que ver con la capacidad de amor hacia nosotros mismo que en la manera que aprendimos a considerarnos, influenciados por todas las creencias de nuestro entorno mientras crecíamos, para reconciliarnos con lo que verdaderamente somos, no deberíamos entregar la valoración de nuestro significado al parecer ajeno y si dejar de justificarnos constantemente.

La serena confianza en uno mismo se basa solo en la integridad y la autosuficiencia interior, esto significa que ya no nos estamos comparando con nadie y simplemente estamos en perfecto equilibrio con nuestro ser.

Lo que pedimos al resto de personas que nos rodean que es aceptación, amor y respeto es lo que primero deberíamos darnos a nosotros mismos, este amor incondicional que tanto ansiamos en el exterior, debería ser nuestro punto de partida, habiéndonos despojado primero, de todas nuestras falsas creencias y expectativas sobre nosotros mismos. La fuerza de todo nuestro potencial descansa en una autoestima desligada completamente de nuestro ego, solo así obtendremos la significación de lo que realmente somos y podremos plasmarlo con éxito en el mundo externo.

camila-cordeiro-242255

ESTRÉS Y SEXUALIDAD

Una de las graves consecuencias que produce el estrés en nuestro organismo es la inhibición del deseo sexual, no nos damos cuenta de esta disminución de la libido hasta que sus niveles no han caído drásticamente, al no poder hacer una desconexión de los problemas cotidianos, la entrega que demanda el acto sexual es prácticamente imposible, instaurándose el temor a no cumplir con las expectativas propias o del otro. El estrés aumenta los niveles de cortisol, lo que impide la producción de hormonas como progesterona y testosterona, su consecuencia es la reducción del deseo sexual.

Con el estrés nos hemos alejado del tiempo para el goce, pero el sexo en sí mismo también puede ser una fuente de estrés, el miedo a fallar provoca la activación de la hormona tiroxina en nuestra circulación que a partir de cierto nivel frena la sexualidad.

El placer es enemigo de los estados de ansiedad, el primer paso sería combatir las circunstancias que provocan que nuestro sistema esté fuera de control. A veces erradicar los factores estresantes en nuestra vida es prácticamente imposible, entonces debemos buscar la manera de desarrollar nuevas estrategias de afrontamiento para poder pasar por las etapas estresantes  con el menor coste posible. Si no podemos reducir de ninguna manera el impacto negativo, entonces es necesario buscar ayuda profesional, con la terapia analítica aprendemos a conocer como funciona nuestra dinámica mental y como podemos controlar, todos los mecanismos defensivos que se desencadenan cuando somos víctimas del estrés.

La ansiedad es el primer síntoma que se instaura y que provoca que toda nuestra bioquímica se desequilibre, ocasionando multitud de patologías incluyendo que nuestra capacidad para disfrutar del sexo se vea gravemente perturbada. Si el estrés que vivimos en nuestra vida nos desborda no esperemos en buscar ayuda, movilicémonos lo antes posible para evitar que las secuelas físicas y psíquicas con el tiempo debiliten peligrosamente nuestro organismo.

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background