Monthly Archives: July 2017

Loading
loading..
ian-froome-321116

LAS RESISTENCIAS EN TERAPIA

En el tratamiento psicoanalítico se llama “resistencias” a todo los que se oponga, pueden ser reacciones o palabras del paciente, a acceder al campo inconsciente de su psiquismo, las resistencias son un obstáculo importante para llegar al entendimiento de los síntomas y al progreso en la cura analítica. Llega un momento en el avance de la terapia donde las mismas fuerzas que operan en la represión de todos los conflictos inconscientes forman una oposición a que los contenidos censurados afloren a la consciencia.

Freud postuló que los recuerdos pueden estar agrupados en capas alrededor de un núcleo central patógeno, durante el análisis cada vez que nos acercamos más a ese centro, aumenta proporcionalmente la resistencia.

El paciente quiere realmente un cambio pero parte de él se resiste a esta transformación, debido a que el estado patológico en el que se encuentra le confiere un cierto equilibrio, una relativa negación de sus impulsos más instintivos, que el narcisismo pretende mantener porque teme la incertidumbre del cambio. Los mecanismos de defensa contra los antiguos peligros retornan en la cura, estas defensas intentan mantener a raya el miedo, la sexualidad y la agresividad que forman parte de nuestra dotación instintiva y subyacen por debajo de nuestro umbral de consciencia pugnando por manifestarse de forma compulsiva para descargar la energía reprimida.

La intelectualización en terapia es otra forma de resistencia a meternos en el sentimiento, a revivir de nuevo una emoción, nuestra historia personal está rodeada de miedos.

Curarse es difícil debido a la ganancia secundaria que tenemos con nuestra enfermedad, aunque nos cueste aceptarlo, hay una oposición interna a perder el cariño y la atención de los que están pendientes de nosotros. A través de las asociaciones que se producen en la terapia no somos capaces de relacionar el presente con nuestro pasado y entonces se va a seguir produciendo una repetición ciega, al no poder vincular los actos del presente con los sucesos o los pensamientos de antaño.

La resistencia que encontramos en la terapia se puede vencer con la interpretación de la misma, cuando el paciente ya comprende los afectos que han estado reprimidos y entra en una línea asociativa, viendo la relación que estos afectos recién identificados tienen con los síntomas o conductas disfuncionales. Debemos entender que las resistencias trabajan a un nivel totalmente inconsciente y que son las fuerzas que nos impiden vernos realmente como somos. Sartre dijo: “Saber que uno es libre es peor que no saberlo” solo debemos hacer un esfuerzo para transmutar ese saber en una verdadera liberación para nuestro espíritu: Comprendernos.

andrew-worley-299600

EL YO Y LO SUBJETIVO

Devenir conscientes de nuestra propia identidad es un proceso que no queda impreso en nuestra memoria, el yo incipiente emerge de un estado de profunda inconsciencia, de una existencia simbiótica que vive totalmente indiferenciada con su medio. El psiquismo se consolida casi de forma imperceptible, al tiempo que el mundo objetal se erige como punto de referencia para nuestras experiencias.

Nuestra subjetividad  se forja a través de identificaciones, introyecciones y también a través de formaciones defensivas que nacen para evitar la amenaza pulsional interna.

Tomamos del mundo del Otro parte de nuestro material constitutivo, difuminando la frontera entre lo objetivo y lo subjetivo, somos un compendio de creencias, expectativas, deseos que creemos legítimos pero que vistos atentamente solo reflejan una herencia adquirida. El análisis es uno de los medios por los cuales podemos desandar toda nuestra dinámica cognitiva, e ir identificando nuestros ladrillos estructurales, es un proceso complejo pero una vez desarmado el puzzle, tenemos la posibilidad de ir construyendo una imagen más acorde con lo que somos.

No poder expresar nuestra esencia proyecta una existencia llena de sombras y síntomas, que nos indican que nuestros introyectos psíquicos constitutivos, están formando una configuración desestabilizadora para nuestro sistema desde algún nivel de nuestra mente.

Ahora en el presente podemos llevar a cabo un nuevo proceso de individuación pero desde la consciencia, desde una posición de conocimiento que hemos adquirido a través de los insights de nuestro análisis, esto es lo que nos brinda la terapia, la posibilidad de conformar de nuevo nuestra subjetividad y desechar todo el material introyectado que hoy reconocemos como foráneo. Solo nos conocemos como cuerpos pensantes reaccionando a los acontecimientos de un mundo exterior, explorar nuestra subjetividad nos permite descubrir que somos seres sintientes con un poder creativo ilimitado para volver a configurarnos.

La toma de conciencia nos permite evolucionar a través de la integración de los elementos en conflicto, que generalmente se sitúan en la parte inconsciente de nuestra psique y ayuda a disminuir nuestra tendencia natural a proyectar nuestras pugnas internas sobre los demás .Lo subjetivo reconocido nos enseña cada vez más claro los límites de nuestra personalidad y posibilita la realización completa del Ser.

 

ryan-moreno-99464

PSICOANÁLISIS

El psicoanálisis sigue vigente más que nunca a pesar de los intentos desde otras disciplinas de relegarlo al baúl de los recuerdos, si algo tiene el psicoanálisis es intemporalidad, esta facultad de residir fuera del tiempo viene dada por el inconsciente, que es el concepto fundamental en la teoría psicoanalítica. El inconsciente es un estamento que forma parte de nuestro sistema psíquico, a el cual la conciencia no tiene acceso y todo en él es presente, no reconoce pasado ni futuro, sin embargo estos contenidos inconscientes tienen la facultad de expresarse como afectos reprimidos en nuestro sistema a través de los síntomas. No tenemos conciencia de ellos pero si se revelan en nuestro organismo haciéndose evidentes a través de múltiples vías.

Cuando hablamos de afectos entramos en el terreno de lo subjetivo y aquí la ciencia se rasga las vestiduras por ser éstos poco empíricos, Freud se adelantó a su tiempo, si hubiera nacido ahora, sería coetáneo con las neurociencias y la física quántica, que nos hablan del “ inconsciente neuronal” o la relación entre pensamiento y realidad a través de la figura del observador.

El psicoanálisis es una herramienta introspectiva que nos introduce en el mundo de los afectos, éstos componen nuestra esfera más íntima y personal, es decir forman “nuestra realidad “, moldeada por todos los conceptos y creencias que forman parte de nosotros desde que organizamos nuestra identidad. Sabemos que nuestro psiquismo crece a través de las interacciones con el medio, el psicoanálisis concibe al individuo como un todo, compuesto por el hábitat donde se constituyó, progenitores, familia, educación etc.

La humilde finalidad del psicoanálisis es que conozcamos quienes somos, que entendamos como se configuran nuestros estamentos mentales y que fuerzas están activas en nuestra psique, nos da la oportunidad de conocer por que actuamos y la razón de las elecciones que tomamos.

La lucha entre las pulsiones, partes más arcaicas de nuestro psiquismo y las propias prohibiciones configurarán la dinámica elemental desde donde se desarrolla todo ser humano. El psicoanálisis confiere una oportunidad de alumbrar todo esta psicodinámica regida por todo lo que sentimos o hemos sentido, trabaja desde una perspectiva no temporal, vivencia al individuo más holísticamente integrando las formaciones afectivas menos conscientes dentro de la propia persona. El vínculo intersubjetivo que se crea entre el analista y su paciente es el que produce la condición indispensable para que el psicoanálisis obtenga los resultados que busca.

Debido a la preparación del analista en su formación académica a través de un psicoanálisis propio, los conflictos inconscientes del analista no crean interferencia con el analizado, quedando así garantizada la neutralidad necesaria para ayudar a reconstruir con los nuevos insights, los diferentes niveles constitutivos de la psique.

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background