Newsletter

Just enter your email to get all the latest offers
[contact-form-7 404 "Not Found"]

LA MANIOBRA DEL PUENTE

La maniobra del puente es una técnica específica utilizada en sexoterapia para facilitar el orgasmo femenino durante el coito, la frigidez coital no es algo patológico, el promedio de las mujeres necesita estimulación directa y constante en el clítoris para alcanzar el orgasmo.

El reflejo del orgasmo en la mujer se manifiesta en las contracciones de los músculos que rodean a la vagina, sin embargo este reflejo se pone en marcha al estimular la zona del clítoris.

Los movimientos del pene en la vagina generan estimulación indirecta en el clítoris y suelen ser insuficientes para generar el reflejo del orgasmo. La maniobra del puente consiste en estimular el clítoris durante el coito, solo hasta el momento inmediatamente anterior al orgasmo y luego permitir que solo los movimientos del pene en la vagina pongan en funcionamiento el reflejo del orgasmo.

Al repetir esta técnica en cada relación sexual se va creando progresivamente un puente entre el estímulo del clítoris y el coito, practicar esta técnica produce resultados debido a que aprendemos una nueva respuesta sexual y esto es posible porque el reflejo del orgasmo se encuentra bajo el control de la voluntad. Al practicar esta técnica, al principio se puede inhibir la respuesta orgásmica en el momento de interrumpir la estimulación del clítoris, esto es normal debido a que estamos comenzando a crear una asociación entre la estimulación del clítoris y el coito http://www.psicoanalisis0.com/producto/sesion-de-sexoterapia/.

Conjuntamente con esta técnica es recomendable seguir un tratamiento psicoterapéutico para reducir los niveles de ansiedad que son la causa primaria para la mayoría de las disfunciones sexuales o problemas de anorgasmia en la mujer http://www.psicoanalisis0.com/autoanalisis-0-particulares/. La reestructuración cognitiva es de vital importancia para erradicar los esquemas y creencias disfuncionales que albergamos sobre el sexo, las actitudes negativas deben transformarse para poder experimentar una conducta sexual espontánea y libre.