Tag Archives: realidad

Loading
loading..
architecture-building-dark-796545

LA CONSCIENCIA: UN NUEVO PARADIGMA

Los nuevos paradigmas siempre parecen imposibles porque están muy lejos de nuestra visión cotidiana y objetiva de las cosas, cuando estos modelos aparecen en nuestro panorama, deben pasar por un proceso muy largo de acondicionamiento para que nuestras mentes racionales puedan adaptarse, sin mucha resistencia, a las nuevas formas de realidad que los científicos nos revelan con sus nuevos descubrimientos.

La complejidad para entender las nuevas proposiciones radica en nuestras propias limitaciones, que nos imponen nuestros sistemas perceptivos, acerca del mundo fenoménico que nos rodea.

La ciencia ha descubierto a través de la física de partículas que la visión actual que tenemos del universo fragmentada y mecanicista es incorrecta, el universo es un todo holístico e interconectado y quien produce esta unión en un nivel fundamental es la Consciencia.

Ésta es descrita como la propia realidad energética potencial, y en su potencialidad es a la vez “causalidad” y “finalidad”, este campo de consciencia que nos rodea y del que también formamos parte es quién colapsa la función de onda de las partículas elementales, para crear la realidad tangible y concreta que conocemos, el mundo mensurable y observable, resulta ser un mundo de efectos sin ningún poder intrínseco. Como la ciencia ha descubierto, el verdadero poder creativo reside finalmente en los dominios infinitamente poderosos de lo invisible y lo no lineal, la realidad desaparece ante nuestros ojos y entramos en el terreno de lo subjetivo, descubriendo que para conocer la verdadera naturaleza de las cosas debemos ir más allá de los límites de la percepción.

La Consciencia se erige desde la nueva perspectiva científica como la causa del mundo de formas que conocemos y esto nos revela, que estamos gobernados por una Causación Descendente, lo que implica que lo más sutil es origen de todas las partículas que forman lo que conocemos a nivel objetivo o perceptivo como materia.

El empirismo científico ha hecho un verdadero salto cuántico sin pretenderlo, al entrelazar el comportamiento de la naturaleza a escalas espaciales pequeñas, con los  fenómenos de la autotrascendencia mística, descubriendo que al final, después de siglos con caminos divergentes, nunca estuvieron tan separados como creían, las dos representaciones de la realidad han llevado al mismo punto desde diferentes vías, los primeros han necesitado de la  refutación experimental para aceptarlo.

Con la aparición de este nuevo contexto, a la luz de los últimos descubrimientos, también se abren ante nosotros nuevos niveles de conocimiento para explorar y una oportunidad única de trascender nuestro actual estado de desarrollo. Debido a que nuestro nivel de entendimiento y consciencia forma y limita la realidad que nos rodea, todo depende de la perspectiva del observador, aquí en lo local todo es relativo y el único criterio que tenemos, es la información que recibimos a través de nuestras percepciones, pero no olvidemos que éstas son engañosas y limitan enormemente la aprehensión de lo que es realmente verdadero e inmutable.

El nuevo paradigma nos lleva justo al borde de la madriguera, todo lo que ocurra después depende de nosotros.

Si logramos traspasar el umbral nuestra percepción va a transformarse en un flamante despertar, esta nueva visión, va a provocar una respuesta de apoyo desde los niveles superiores de Consciencia y descubriremos que nuestra intención focalizada en conocer lo superior, puede ser el catalizador que nos desconecte finalmente del apego que tenemos a los sentidos.

mohamed-nohassi-229698

EL YO Y EL ELLO

La teoría psicoanalítica establece la existencia de diferentes partes en nuestra  personalidad, el sector más primitivo e inaccesible se llama Ello, contiene todo lo heredado y los impulsos instintivos. El recién nacido está solamente conformado a este nivel, los otros componentes de la personalidad evolucionarán más tarde y a partir de él.

El Ello expresa la verdadera intención de la vida del organismo: la inmediata satisfacción de las necesidades innatas como la supervivencia, alimentación y sexo, por lo tanto se regirá por el principio del placer.

Esta parte es totalmente inconsciente, irracional e ilógica y no se rige por ningún tipo de valor moral. Con el tiempo esta parte primitiva de la personalidad bajo la continua influencia del medio ambiente va modificando una capa superficial que se llamará Yo, la cual cobra conciencia y tiene por función la comprobación de la realidad, así como la regulación y control de los deseos e impulsos provenientes del Ello que sigue existiendo a un nivel más soterrado. El Yo es el aparato psíquico o parte de nuestra personalidad con la que nos identificamos que responde frente a los estímulos del mundo externo y que está en contacto con la realidad de lo que está pasando en nuestro mundo objetivo, así podemos decir que el Yo se rige por el llamado principio de la realidad, que tiene siempre en cuenta la utilidad o el perjuicio de nuestra conducta.

En el Yo es donde se origina la represión que actúa como mecanismo psíquico defensivo y su función es lanzar al inconsciente los contenidos conscientes desagradables.

La censura es otro mecanismo defensivo que no deja que ciertos contenidos considerados incómodos puedan manifestarse clara y directamente. Estos contenidos se modifican y deforman para que sean expresados simbólicamente sin ser reconocidos, esto ocurre durante el sueño y lo hace de forma muy parecida a como actúa la represión durante la vigilia, estos mecanismos se han desarrollado en nuestro psiquismo para protegernos de la angustia.

Para el desarrollo de una mente no neurótica el Ello debe ser controlado por el Yo o principio de la realidad. La terapia analítica nos brinda la posibilidad de conseguir cada vez, cotas más altas de libertad en nuestras vidas, debido al incremento del conocimiento de estos mecanismos que actúan en nuestro psiquismo, en definitiva nos permite hacer consciente lo inconsciente.

luces-borrosas-tonos-calidos_1048-4033

LA CONSCIENCIA: DESPERTAR A UNA REALIDAD MAYOR

Nosotros los humanos como pequeñas individualidades sintientes, formamos parte de un sistema que evoluciona conjuntamente dentro de una gran red de interacción, al experimentar dolor o tristeza sin embargo nos vemos confrontados con nuestra propia soledad, alienados en una existencia que se nos presenta hostil y desafiante. En estos momentos críticos, poder conectar con lo que somos, una consciencia que forma parte de un Gran Sistema, nos recuerda que nada permanece aislado ni desconectado del resto.

Esta consciencia individual refleja el patrón de lo absoluto, nuestra Realidad Mayor, somos un elemento individual de un gran diseño fractal que contiene los modelos para definir la totalidad.

Nuestra perspectiva limitada y local no ve el panorama, no divisa la gran obra de la que formamos parte, nuestro sufrimiento aparece por el sentimiento de desconexión que padecemos cuando nos encerramos en nuestros caparazones individuales y el miedo por sobrevivir nos hace egoístas y desconsiderados. La capacidad de amar es inversamente proporcional al ego y al miedo que nuestro Ser contiene, la humildad y la compasión es lo que queda cuando el ego desaparece siendo el amor el resultado final, un éxito merecido en la evolución de nuestra conciencia.

Un individuo equilibrado comprende que forma parte de una conciencia unificada y es productivo para el Gran Sistema de Conciencia o Ecosistema, está consciente de estar interactuando con un todo por lo tanto lo cuida como a sí mismo.

El amor se revela como nuestro propósito evolutivo, debemos salir de nuestras limitaciones superando nuestros miedos, desarrollando una percepción más amplia sobre la naturaleza y el sentido de la vida, esta visión amplificada mejora la calidad de nuestra conciencia y fomenta nuestra capacidad de entrega. Nuestro Dios mora en este absoluto del que formamos parte, el miedo es solo un espejismo que nos confunde y constriñe, la realidad última es simplemente un acto amoroso, la única energía constructiva que posibilita la continuidad de todo el entramado de la existencia.

joakim-honkasalo-459571

SER

Descubrir qué somos debería constituir el acto más importante para nosotros en este periodo experiencial al que llamamos vida, devenimos conscientes en un hábitat protegido, familiar, arropados por códigos éticos y morales viviendo una inmersión profunda en una peculiar realidad, nuestra esfera objetiva se torna insustancial, desvaneciéndose en un mundo de probabilidades estadísticas, solo lo relativo nos es propio enmascarando donde se asienta nuestro linaje causal.

La incertidumbre nuestra evidencia mas real, produce una conmoción en nuestro estado, le llamamos miedo, él es el sentimiento primigenio que activa todas nuestras defensas, las cuales se conforman para una transición segura hacia una existencia fructífera, es decir que tenga posibilidades de prosperar.

Este temor nos somete y supedita a través de la formación de un ego firme, dirigiendo y discriminando todas nuestras acciones, él se nutre de todas las creencias que perpetúen y preserven su inmunidad. Nuestro ego se torna prácticamente inabordable consiguiendo su cometido el de aislarnos de nosotros mismos, la premisa es no sufrir, nos aliena a veces hasta niveles gravemente patológicos. ¿ Cómo podemos desactivar este constructo que nos mantiene aislados de nuestra verdadera naturaleza ? Neutralizando nuestro miedo nihilista al no ser, siendo capaces de finalizarnos, de sucumbir, es así como descubriremos que lo que se va desvaneciendo es solo nuestro temor, el que unía todos nuestros significantes deformados y reactivos.

Ya no seremos mas impotentes para formar y regular nuestras experiencias, lo esencial podrá constituir mas parte de nuestra existencia y sus elecciones. Nuestra naturaleza última es amor, eros debilitando al caos, nutriendo la vida para que pueda evolucionar, y crecemos en él cuando a través de nuestras decisiones podemos expresar sin distorsiones nuestra calidad personal.

Lo que somos no mora en estamentos psíquicos, lo conciencial trasciende nuestra esfera cognitiva, es en este nivel supra-mental donde reside lo absolutamente fundamental, allí debemos encontrar nuestro eslabón perdido, aquel que nos dota de un enfoque amplificado, permitiéndonos acceder en su totalidad, a nuestra verdadera realidad personal.

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background