Tag Archives: reprogramación

Loading
loading..
psychology-2706902_1920

AUTOANÁLISIS: QUÉ, CÓMO, CUÁNDO

¿Qué es el autoanálisis?

El autoanálisis es una investigación y análisis de uno por sí mismo que utiliza la introspección profunda y cuyo fin es llegar a los contenidos y conflictos que no están conectados a la consciencia, este análisis se hace sin la participación de un tercero por lo tanto no existe la figura de la transferencia, no al menos una transferencia fuera de uno mismo. En terapia la transferencia de antiguos sentimientos, conflictos y expectativas reprimidas se realiza al terapeuta a través del vínculo que se crea con él.

Para poder utilizar la técnica del autoanálisis debe conocerse cómo funciona la psicodinámica de nuestra mente y cómo está estructurada nuestra personalidad, es decir cómo se organiza nuestra energía psíquica y la manera en que se transforma y expresa la conducta.

El autoanálisis utiliza técnicas del psicoanálisis como la asociación libre, la interpretación de los sueños, la investigación de recuerdos, síntomas, etc. Es mucho más que una autoobservación profunda, es una técnica de investigación con la que podemos llegar a reconfigurar nuestra mente, este es el poder que tenemos a nuestro alcance con este método autorreflexivo.

 

¿Cómo podemos hacer un autoanálisis?

En primer lugar para hacer un autoanálisis debemos adquirir conocimiento de cómo está estructurado y funciona nuestro sistema psíquico y cómo evoluciona la libido en las diferentes etapas de nuestro desarrollo psicosexual, de esta forma tendremos la información necesaria para saber cómo abordar nuestra introspección.

El conocimiento es la piedra angular del autoanálisis, para situar las problemáticas dentro de nuestra evolución se necesita hacer una historia personal lo más exhaustiva posible, todos estos datos no ayudarán a entender la relación existente entre los conflictos reprimidos del pasado y los enfrentamientos internos del presente.

La técnica del autoanálisis requiere conocer los métodos del psicoanálisis y la psicodinámica para saber cómo manejar las resistencias que pueden aparecer durante el proceso de introspección y proceder correctamente con el proceso de desdoblamiento interno. Esta división es necesaria para que podamos proyectar sobre uno mismo, en la parte que hemos investido de antogonista, los componentes reprimidos para poder en un primer momento objetivizarlos y después analizarlos. Nos convertimos en observadores de nuestros propios procesos internos sin necesidad de transferirlos al exterior y en actores de nuestra reprogramación psíquica consiguiendo una autentica autogestión emocional.

 

¿Cuándo empezar un autoanálisis?

El autoanálisis es una técnica que nos enseña cómo funciona nuestra mente y cómo  desactivar procesos disfuncionales en nuestro sistema psíquico, por lo tanto es indispensable si queremos vivir libres de trastornos y somatizaciones y deseamos conquistar el éxito y la plenitud en nuestra vida. El mejor momento para empezar un autoanálisis es cuando se tiene la suficiente motivación para empezar un proceso de introspección profunda, requiere compromiso y constancia con uno mismo.

El padecimiento constante impide tener una vida plena o alcanzar objetivos largamente anhelados y puede ser eliminado a través del entendimiento de las emociones que han estado reprimidas en la parte más profunda de nuestro psiquismo. El autoanálisis es un camino hacia el autoentendimiento de tus procesos internos que te regala libertad e independencia y te transforma en una persona mucho más eficiente al disponer de mucha más energía psíquica disponible.

Este proceso de metamorfosis que vas a experimentar a través del autoanálisis, te permitirá convertirte en lo que desees ser al haber superado todas tus limitaciones propias, y  acceder a tus talentos al haberte liberado de las trabas internas que formaban parte estructural de tu sistema psíquico.

Cuanto antes empieces a conocerte, antes la felicidad empezará a depender de ti.

 

 

Si deseas más información sobre la técnica del autoanálisis puedes escribir a info@psicoanalisis0.com

 

 

mitchell-griest-715446-unsplash

AUTOSUGESTIÓN: REPROGRAMAR LA MENTE

Nuestra mente que engloba todas nuestras facultades cognitivas existe la mayor parte del tiempo en un estado automático, aunque creamos que guiamos de una forma totalmente consciente nuestros pensamientos y acciones, lo cierto es que nuestra red neuronal base de nuestro sistema cognitivo, está formada de experiencias, emociones e información que hemos registrado previamente en el pasado y que sirve de hoja de ruta para todas nuestras experiencias en el presente. A nivel bioquímico esto se traduce en que los péptidos que existen en nuestro hipotálamo se ensamblan en neuropéptidos específicos que solo hacen que reforzar las rutas de nuestra red neuronal que hemos creado con los años y que sin darnos cuenta de ello consolidan cada día más patrones de repetición.

Esto significa que si queremos cambiar nuestra bioquímica cerebral que es quien genera nuestra identidad debemos cambiar nuestras actitudes y la forma como interactuamos con el mundo.

Si accedemos todos los días a las mismas emociones y actitudes no podremos salir de nuestra programación automática, no tendremos ninguna posibilidad real de cambio o evolución, al no poder controlar la manera en que procesamos nuestros afectos, no somos conscientes de la dependencia química que nos producen nuestras redes neuronales ya estructuradas en el tiempo.

La buena noticia es que poseemos un gran potencial para el cambio en nuestro sistema nervioso debido a la plasticidad, que es la propiedad de crear nuevas conexiones, y esto nos permite generar y crear nuevas rutas neuronales conscientemente con patrones emocionales menos disfuncionales. Una de las formas de crear nuevas realidades en nuestra mente es a través de la autosugestión, que es una técnica donde a través de nuestra intención focalizada en los pensamientos, sentimientos o comportamientos podemos cambiar nuestras rutas neuronales antiguas y modificarlas por rutas neuronales nuevas, operando desde nuestra consciencia en una frecuencia cerebral específica.  El estado “alfa” es un estado de ondas lentas en nuestro cerebro que se consigue a través de la relajación psicofísica y es un estado donde la mente es muy permeable a sugestiones autoinducidas y programaciones mentales positivas.

La autosugestión funciona si realizas un trabajo prolongado de precondicionamiento, es decir, necesitas cada día durante cierto tiempo, reforzar los comportamientos o emociones nuevas a través de afirmaciones o pensamientos muy focalizados en estado alfa, estos pensamientos deben ir acompañados de emociones que representen el objetivo ya conseguido, esto sirve para generar una nueva química cerebral que pueda fijarse a las nuevas rutas neuronales que queremos crear. La intención nos permite focalizar toda nuestra energía mental en algo muy concreto y esto produce como un canal energético donde la  densidad energética es mucho mayor para producir cambios.

A través de la autosugestión además de crear nuevos condicionamientos podemos desactivar emociones, pensamientos disfuncionales y adicciones que siguen en nuestro sistema porque no tenemos control sobre ellos, somos en definitiva adictos a la química cerebral que refuerza cada día más aquello de lo que queremos escapar. La reprogramación mental a través de la autosugestión es una vía que debemos tener muy en cuenta si queremos empezar a diseñar una nueva vida libre de programaciones emocionales del pasado, al no ser realmente conscientes de nuestras limitaciones ni de estar viviendo una existencia reactiva no podemos llegar a crear plenamente nuestro futuro potencial.

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background