Monthly Archives: April 2017

Loading
loading..
photo-1456564038896-fc76c058b386

¿QUÉ ES LA TRANSFERENCIA?

La transferencia es un recurso que utiliza el analista en la terapia psicoanalítica, donde el paciente a través del vínculo que forma con el terapeuta, transfiere y revive sin darse cuenta sus antiguos sentimientos, conflictos y expectativas reprimidas infantiles. Estos afectos estaban orientados en los primeros años de vida hacia los padres y personas significativas, pero en la edad adulta siguen perviviendo la mayoría de ellos a un nivel inconsciente y siguen manteniendo su efectividad psíquica, debido a ello es posible transferirlos a escenarios actuales. De hecho a través del mecanismo de la proyección estos afectos también son actuados a través de patrones repetitivos en las relaciones afectivas del presente.

En el foco de nuestros conflictos hay una pérdida de autoestima y aprendemos conductas defensivas que nos protegen de la angustia que esto nos causa, produciéndose en nuestro psiquismo una disociación de nuestros conflictos.

La transferencia nos brinda la posibilidad de rectificar esta disociación defensiva y de revivir todos nuestros conflictos emocionales, donde mediante su comprensión no se proyecten tan irracionalmente y de vencer las resistencias que puedan aparecer en el tratamiento, logrando que lo reprimido e inconsciente sea conocido y aceptado, produciendo un cambio permanente en nuestro psiquismo.

La transferencia ocupa un lugar central en la cura psicoanalítica, es el instrumento principal del que se sirve el analista para conducir el tratamiento.

El analista está en disposición de poder realizar este tipo de terapia, debido a su preparación académica que le exige haber previamente elaborado su propia transferencia, para que no interfiera con los contenidos psíquicos del paciente. Con la transferencia finalmente conseguimos una apertura del inconsciente que posibilita el manejo de las resistencias y de la compulsión a la repetición, produciéndose en el paciente una modificación permanente de sus síntomas patológicos. En definitiva la terapia psicoanalítica nos ofrece la oportunidad de reeducar al adulto que ya somos y reparar el daño infligido al niño que fuimos.

mohamed-nohassi-229698

EL YO Y EL ELLO

La teoría psicoanalítica establece la existencia de diferentes partes en nuestra  personalidad, el sector más primitivo e inaccesible se llama Ello, contiene todo lo heredado y los impulsos instintivos. El recién nacido está solamente conformado a este nivel, los otros componentes de la personalidad evolucionarán más tarde y a partir de él.

El Ello expresa la verdadera intención de la vida del organismo: la inmediata satisfacción de las necesidades innatas como la supervivencia, alimentación y sexo, por lo tanto se regirá por el principio del placer.

Esta parte es totalmente inconsciente, irracional e ilógica y no se rige por ningún tipo de valor moral. Con el tiempo esta parte primitiva de la personalidad bajo la continua influencia del medio ambiente va modificando una capa superficial que se llamará Yo, la cual cobra conciencia y tiene por función la comprobación de la realidad, así como la regulación y control de los deseos e impulsos provenientes del Ello que sigue existiendo a un nivel más soterrado. El Yo es el aparato psíquico o parte de nuestra personalidad con la que nos identificamos que responde frente a los estímulos del mundo externo y que está en contacto con la realidad de lo que está pasando en nuestro mundo objetivo, así podemos decir que el Yo se rige por el llamado principio de la realidad, que tiene siempre en cuenta la utilidad o el perjuicio de nuestra conducta.

En el Yo es donde se origina la represión que actúa como mecanismo psíquico defensivo y su función es lanzar al inconsciente los contenidos conscientes desagradables.

La censura es otro mecanismo defensivo que no deja que ciertos contenidos considerados incómodos puedan manifestarse clara y directamente. Estos contenidos se modifican y deforman para que sean expresados simbólicamente sin ser reconocidos, esto ocurre durante el sueño y lo hace de forma muy parecida a como actúa la represión durante la vigilia, estos mecanismos se han desarrollado en nuestro psiquismo para protegernos de la angustia.

Para el desarrollo de una mente no neurótica el Ello debe ser controlado por el Yo o principio de la realidad. La terapia analítica nos brinda la posibilidad de conseguir cada vez, cotas más altas de libertad en nuestras vidas, debido al incremento del conocimiento de estos mecanismos que actúan en nuestro psiquismo, en definitiva nos permite hacer consciente lo inconsciente.

kevin-gent-219197

MEDIO AMBIENTE MATERNAL INICIAL (M.A.M.I)

La maduración psíquica normal pasa por diferentes fases o etapas de desarrollo, del adulto recibe el niño el material con el que se construirán las cualidades psíquicas y las propiedades de su personalidad, el perfeccionamiento progresivo de los procesos mentales, depende de la activación del cerebro relacionado con la cantidad de impresiones externas y la calidad de la educación recibida.

La madre estará siempre profundamente arraigada en la psique de los hijos debido a la simbiosis inicial que el niño tiene con ella.

Esto nos introduce al concepto de medio ambiente maternal inicial que es fundamental para entender el papel preponderante que tiene la madre debido a las necesidades de nutrición, tanto físicas como psíquicas que el bebe requiere. En el primer año de vida comienza el proceso de imitación, incorporación e identificación con ella, la relación con el seno materno es por tanto la primera relación objetal y existe la compulsión a repetir la relación inicial con la madre, es nuestro referente.

A través de estos mecanismos inconscientes se ha constituido nuestro juicio afectivo que predomina en nuestras decisiones, buscando a la madre que se conoce y haciendo de madre con nuestras parejas, es decir buscando la maternidad substitutiva.

La maduración psíquica anormal vendría dada por un ambiente maternal nocivo, donde los mínimos requerimientos de nutrición y afecto no han tenido lugar. Si el bebé sobrevive, en el futuro la endeble estructura psíquica que no ha podido concluir todas las fases de desarrollo adecuadamente, bajo tensión  se derrumba y el sujeto haciendo una regresión, se precipita hacia una experiencia infantil inadecuada, pudiendo llegar a la psicosis.

Desconocemos a nivel consciente como fueron nuestros primeros años de vida, como fuimos construyendo las conexiones necesarias con el medio circundante y como fuimos atendidos y nutridos por nuestra madre. Solo sabemos como nos comportamos con los afectos y cual es nuestra capacidad nutricia hacia los semejantes en el presente, aquí y ahora a través de lo que somos, es revelado como nos trató la vida de pequeños y como fuimos sustentados, si el amor que recibimos fue suficiente para poder concebir una vida plena y fructífera.

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background