Tag Archives: emociones

Loading
loading..
mitchell-griest-715446-unsplash

AUTOSUGESTIÓN: REPROGRAMAR LA MENTE

Nuestra mente que engloba todas nuestras facultades cognitivas existe la mayor parte del tiempo en un estado automático, aunque creamos que guiamos de una forma totalmente consciente nuestros pensamientos y acciones, lo cierto es que nuestra red neuronal base de nuestro sistema cognitivo, está formada de experiencias, emociones e información que hemos registrado previamente en el pasado y que sirve de hoja de ruta para todas nuestras experiencias en el presente. A nivel bioquímico esto se traduce en que los péptidos que existen en nuestro hipotálamo se ensamblan en neuropéptidos específicos que solo hacen que reforzar las rutas de nuestra red neuronal que hemos creado con los años y que sin darnos cuenta de ello consolidan cada día más patrones de repetición.

Esto significa que si queremos cambiar nuestra bioquímica cerebral que es quien genera nuestra identidad debemos cambiar nuestras actitudes y la forma como interactuamos con el mundo.

Si accedemos todos los días a las mismas emociones y actitudes no podremos salir de nuestra programación automática, no tendremos ninguna posibilidad real de cambio o evolución, al no poder controlar la manera en que procesamos nuestros afectos, no somos conscientes de la dependencia química que nos producen nuestras redes neuronales ya estructuradas en el tiempo.

La buena noticia es que poseemos un gran potencial para el cambio en nuestro sistema nervioso debido a la plasticidad, que es la propiedad de crear nuevas conexiones, y esto nos permite generar y crear nuevas rutas neuronales conscientemente con patrones emocionales menos disfuncionales. Una de las formas de crear nuevas realidades en nuestra mente es a través de la autosugestión, que es una técnica donde a través de nuestra intención focalizada en los pensamientos, sentimientos o comportamientos podemos cambiar nuestras rutas neuronales antiguas y modificarlas por rutas neuronales nuevas, operando desde nuestra consciencia en una frecuencia cerebral específica.  El estado “alfa” es un estado de ondas lentas en nuestro cerebro que se consigue a través de la relajación psicofísica y es un estado donde la mente es muy permeable a sugestiones autoinducidas y programaciones mentales positivas.

La autosugestión funciona si realizas un trabajo prolongado de precondicionamiento, es decir, necesitas cada día durante cierto tiempo, reforzar los comportamientos o emociones nuevas a través de afirmaciones o pensamientos muy focalizados en estado alfa, estos pensamientos deben ir acompañados de emociones que representen el objetivo ya conseguido, esto sirve para generar una nueva química cerebral que pueda fijarse a las nuevas rutas neuronales que queremos crear. La intención nos permite focalizar toda nuestra energía mental en algo muy concreto y esto produce como un canal energético donde la  densidad energética es mucho mayor para producir cambios.

A través de la autosugestión además de crear nuevos condicionamientos podemos desactivar emociones, pensamientos disfuncionales y adicciones que siguen en nuestro sistema porque no tenemos control sobre ellos, somos en definitiva adictos a la química cerebral que refuerza cada día más aquello de lo que queremos escapar. La reprogramación mental a través de la autosugestión es una vía que debemos tener muy en cuenta si queremos empezar a diseñar una nueva vida libre de programaciones emocionales del pasado, al no ser realmente conscientes de nuestras limitaciones ni de estar viviendo una existencia reactiva no podemos llegar a crear plenamente nuestro futuro potencial.

janko-ferlic-401704

EL SUPER YO

Nuestro aparato psíquico está formado por diferentes estructuras, que no hay que entender literalmente, sino más bien como un conjunto de fuerzas que se han configurado en los primeros años de vida. Estas entidades que son mayoritariamente inconscientes conforman nuestra manera de sentir y relacionarnos con el mundo, es difícil aprehender desde nuestro modo consciente de funcionamiento su presencia, pero en la clínica vemos estas instancias psíquicas expresadas constantemente a través de las emociones y las conductas asociadas.

Estas entidades solo se hacen patentes cuando aprendemos a identificar su campo de fuerza en todas las decisiones que tomamos y en todo nuestro entramado de creencias que forma nuestro sistema moral.

La parte más profunda de la psique está regida por una fuerza que denominamos Ello, el cual contiene o es formado por todo lo heredado, los impulsos instintivos y donde predomina el “principio del placer” que siempre busca gratificación inmediata. El Ello bajo la continua influencia del medio ambiente y mientras el niño crece, va modificando una capa superficial que constituirá el Yo, este estrato de la mente cobra consciencia y tiene por función la comprobación de la realidad, así como la regulación y control de los deseos e impulsos provenientes del Ello.

Más adelante en el tiempo el Yo dará lugar al nacimiento del Super Yo, el cual no es más que el representante interior de la autoridad y normas de los padres, así como la educación recibida y de la sociedad en general, tiene como función integrar al individuo en la sociedad.

A partir de la formación del Super Yo en nuestro sistema psíquico, se instaurarán nuestras creencias que serán fundamentales para la conformación de nuestra realidad, en su mayor parte el Super Yo es inconsciente, el genera todas nuestras autocríticas y los sentimientos de culpabilidad internos al no poder colmar todas las demandas o no estar a la altura de esta fuerza restrictiva. El Super Yo del niño no se forma a imagen de los padres, más bien a imagen del Super Yo de éstos, se llena del mismo contenido, se convierte en el representante de la tradición, de todos los juicios de valor que de esta manera persisten a través de las generaciones.

El Super Yo tiene la función de un juez o censor pero con respecto a la instancia del Yo, la autocensura que se produce, es formada por las interiorizaciones de las exigencias y prohibiciones parentales.

En todo tratamiento analítico lo que se pretende conseguir es el fortalecimiento del Yo, eliminando el castigo del SuperYo y adquiriendo una mayor tolerancia hacia el Ello, en definitiva se trata de superar y trascender la culpabilidad que arrastramos a nivel inconsciente, la cual influye enormemente en todas las elecciones que tomamos diariamente.

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background